sábado, 22 de abril de 2017

Nosotros... y los Medios. Programa Nº 252 (22 de abril de 2017)


Si prefiere descargar el archivo MP3, cliquear en el ícono de
Internet Archive (las columnitas), luego elija el formato que más le guste…
¡Y listo!


 ¡ESPECTACULARES y cinematográficos flashes de vida esté usté protagonizando al recibir estas líneas y por el resto de sus andanzas, inestimable y asaz perspicaz acompañante semanal, fiel oyente y tenaz leyente de cada uno de nuestros consuetudinarios –y cargantes- envíos hebdomadarios!
Semo acá. De nuevo.
Y, en esta fastuosa oportunidás, pa’ alcanzarle –cual ignominiosa y fatídica boleta de servicios energéticos, pero rampante de inmensas y bochincheras epifanías anímicas- el nuestro (ya vuestro) variopinto acoplado de imprescindibles informaciones, descacharrantes novedades, insondables reflexiones, asombrosas revelaciones e iluminadas copias que hemos dáu en nominar como Nosotros… y los Medios –y que ya anda cumpliendo su séptimo añito de vida sonora- por estos tiempos en Fm Boedo (88.1)
Le estamos entregando, en este solemne, nutrido y vertiginoso instante, la más preclara colección de conceptos, diretes y baladronadas mediáticas expelidas y/o excretadas a lo largo y ancho de esta última y cariacontecida semana, hartamente condimentada, bien fresquita, recién horneada y por momentos suculenta. Toda ella y mucho más constituye la base nutricional de nuestra más reciente emisión radiofónica, la Nº 252 de la historia de las galaxias más remotas.
Y si bien andamos hace un tiempo reciclando y esquivando horrores que nos hacen añorar con ternura al viejo Bela Lugosi o al ya casi juguetón y risueño –en actual y cotidiana comparancia- Boris Karlof, el más floreciente descendiente del Kinetoscopio de Edison se convirtió en un tema chirriantemente sonado, con desafinadas, exasperadas, notas de desesperación galopante.
Sí, el Cine Argentino se hizo con buena parte de nuestro novísimo esquicio, desquiciando a tirios y troyanos con los bombardeos gatunos a diestra y siniestra. También –y de la mano- la embestida brutal y canalla contra aquilatados laburantes que contribuian a las desestimadas “capas geológicas” mediáticas y que hoy se han quedáu sin empleo, ante la sorna y la provocación de algún titular de áreas cercanas al gabinete de Marcos Peña Braun.
Y más: nos visita, para hablar de todo esto y muchísimo más, el Director de Kriptonita, Diablo y algunas pelis más: el Nicanor Loreti.
¿Qué más pueden pedir?
¿Caviar?
Mmmmhhh… no: esa se la debemos.
Al menos, hasta que vuelva el gobierno popular.
¡Pero disfruten de lo que hay, que no es poco, caray!
Sólo tienen que –DEBEN de- hacer un delicado y extremadamente sonoro ¡¡¡CLIC!!! en el “play” que encuentran aquí arribita.
¡Y listo!
Cooperen: cuchen, cuchen, cuchen, cavilen, colijan, compruebren, comenten, comprométanse, carajéen, correteen, cabrioleen y chau.